Entre las múltiples puertas automáticas en Madrid que se pueden encontrar en nuestra empresa, hoy queremos presentar uno de los modelos más idóneos para instalar en garajes, pero fundamentalmente en naves industriales, almacenes y naves de polígonos industriales.

Estamos hablando de las puertas de guillotina que ofrecemos en Luvematic, un tipo de puerta con una apertura vertical que cuenta con un mecanismo de elevación de contrapesado con el que se equilibra el descenso y la elevación de la puerta. Se denominan guillotina por la forma de caer hacia el suelo la hoja de la puerta, aunque evidentemente nada tiene que ver ni en peligro ni en seguridad con la máquina de ejecutar la pena capital de la Revolución Francesa.

De hecho, las puertas automáticas en Madrid de tipo guillotina tienen en la seguridad uno de sus puntos fuertes, debido a la robustez de la misma y de que a menudo suelen ser portones de grandes dimensiones y muy pesados los que se instalan con este tipo de puertas. Aunque pueden ser manuales, lo ideal es combinarlas con un sistema de apertura automática, en especial si se trata de puertas de grandes dimensiones.

Otras de sus ventajas más destacables son su fiabilidad, resistencia y poco mantenimiento para una vida útil sumamente duradera. Pero si por algo son elegidas principalmente es porque no ocupan más espacio que el del arco de la puerta, motivo por el cual son ideales para garajes y cocheras individuales en los que hay poco espacio y hay necesidad de optimizar al máximo los metros cuadrados de las mismas.