En nuestra empresa de puertas automáticas en Madrid ofrecemos una gran variedad de modelos en función de la apertura. De esta manera, no importa cómo sea el espacio del garaje, encontrarás una opción que se ajuste a la perfección. En artículos anteriores ya hemos hablado de qué ventajas ofrece cada tipo de apertura. Hoy queremos dar algunos consejos para ayudarte a elegir el material correcto.

Lo primero que hay que tener en cuenta es el lugar donde se va a instalar, si esté está totalmente expuesto a la intemperie lo mejor será elegir materiales que sean resistentes a unas condiciones climatológicas adversas. En estos casos lo recomendable sería optar por el aluminio, el acero o el hierro forjado.

Si lo que buscas son unas puertas automáticas en Madrid que sean robustas y que mantengan bien protegido el interior de la vivienda lo mejor será optar por una puerta de acero o de hierro forjado. El aluminio puede resultar muy débil.

Si quieres una puerta de garaje elegante y con una estética de primera la mejor opción será elegirla de madera. Estas son más caras y tienen un mayor mantenimiento que todas las anteriores, pero este material tan noble aporta un toque de distinción único a la vivienda.

Por último, existen determinados tipos de apertura que impondrán un determinado material, como es el caso de las puertas seccionales. Estas son una solución perfecta para aquellos espacios reducidos y están fabricadas en panel sándwich, lo que aportará un gran aislamiento al interior.

Si quieres que te asesoremos para tomar esta decisión no dudes en contactar con Luvematic.