Seguro que has dado más de un paseo por el centro de Madrid o por alguno de sus centros comerciales, pero ¿alguna vez te has preguntado el origen y evolución de las puertas automáticas en Madrid ? Parecen un invento del siglo XX, pero ¿realmente es así?

Te sorprenderá saber que su historia se remonta al Siglo I d. C. con su inventor Herón de Alejandría. Su creación pasaría a la historia y evolucionaría desde lo que él creó (un mecanismo de agua a presión que abría la puerta de un templo) hasta las modernas y sofisticadas puertas automáticas en Madrid.

Aunque en 1740 el motor eléctrico fue inventado por un monje benedictino, no fue hasta 1921 en Estados Unidos cuando la Overhead Door Corporation dio a conocer al mundo la primera puerta automática de garaje. Más tarde, Dee Horton y Lew Hewitt inventaron en 1954 la primera puerta automática que funcionaba con un interruptor que era activado por el peso de la persona al pasar por encima. Este sistema fue instalado por primera vez en 1960 de forma comercial. Durante este largo recorrido, varias empresas han comercializado, mejorado y hecho evolucionar la puerta automática de uso comercial y particular.

Actualmente, las puertas automáticas cuentan con un sistema de alta seguridad que las bloquea para evitar cualquier tipo de problema, garantizando así de forma permanente la seguridad del usuario. Además, cuentan con unos sensores que detectan al transeúnte y hacen que se abran y cierren a su paso. Asimismo, el usuario puede bloquear dichos sistemas para que no permitan su apertura.

En Luvematic nos preocupamos por la modernidad del siglo XXI, pero sin perder de vista la importancia del uso de materiales de primera calidad que recomendamos al cliente en todo momento para un funcionamiento y mantenimiento óptimo de los mecanismos. No dudes en contactar con nosotros para más información.